sábado, 17 de noviembre de 2007

Nuevo Esquema: 4-2-1-3

Esta tarde, Basile decidió apostar por un nuevo sistema de juego. Y pese a que cueste admitirlo, me gusta la idea. Pero no se preocupen, este sistema ofensivo no va a durar mucho. Estoy seguro que Alfio(?) lo utilizó para atraer prensa, poniendo a Riquelme con los tres enanos (Tevez, Messi y Aguëro). Además, hay que tener en cuenta que el rival era Bolivia, y de local.
Sin embargo, voy a repasar este sistema, que me agrada, y si se practica, puede llegar a mucho.

Arco(o "Portería", para sonar más internacional?):
Roberto Abbondanzieri.

Está viejo, y pierde los reflejos. Sus salidas cada vez son peores, y suele confiarse mucho. Se pasa jabón en las manos antes de cada partido (¿cábala?). Debe dejarle el paso a los más jóvenes.

Defensa:
Javier Zanetti.
Capitán y a mi parecer el mejor de la defensa. Reemplazó a Heinze por el lateral izquierdo, pero se lo espera ver por derecha, como es habitual. Tiene mucha salida, y eso es importante en este esquema con mediocampo reducido.
Martín Demichelis.
Se consolidó como el "2" de la selección. Se entiende con Milito, y no le pesa la camiseta. Burdisso, Samuel y Garay le pisan los talones.
Gabriel Milito.
De floja Copa América, está mejorando. Al pasar a Heinze a la izquierda, se convierte en el 6 natural de la selección.
Hugo Ibarra.
Estuvo como lateral derecho porque Zanetti debió cambiar de carril, pero se espera que sea suplente. Su nivel en la selección no convence.

Mediocampo:
Javier Mascherano.

La "barredora" del conjunto argentino. Limpio y honesto(?), es un pulpo en la mitad de cancha, importantísimo en la recuperación y el equilibrio argentino.
Esteban Cambiasso.
Cuestionado, éste sistema le da más libertad. Tiene más salida frontal y llega a probabilidades de gol. Fernando Gago es su inmediato suplente.
Juan Román Riquelme.
El enganche. El equipo le da la pelota cuando necesita rearmarse. A veces se ausenta del partido, pero aparece con algunos toques de armado de juego. Crucial en la pelota parada, es su principal función.

Delantera:
Lionel Messi.
Bien abierto, pasea por toda la cancha. Importante su diagonal hacia el centro. Suele pecar de individualista, pero es el motor del equipo. Irremplazable.
Carlos Tevez.
Carlitos no goza de tanta libertad como Messi, pero cumple la función de asistencia y definición. Pelea el puesto con Aguëro y Lavezzi.
Sergio Aguëro.
A la ausencia de un 9, se lo inventó como el más goleador del trío. El puesto de "9" se disputa entre Crespo, Diego Milito y Denis. Lisandro López e Higuaín pueden tener una oportunidad.

Para este sistema se necesitan laterales con mucha proyección, y es ahí donde la banda izquierda falla. No se pueden usar centrales reinventados.
Los mediocampistas centrales se reparten tareas, entre el que roba(Mascherano) y otro que sale a buscar más participación ofensiva(Cambiasso).
Riquelme puede adaptarse fácilmente, no es tan crucial, sólo se dedica a las pelotas paradas.
Con este sistema, se favorece a los delanteros pequeños, rápidos y escurridizos, abundantes en la cantera albiceleste.
Si Crespo no llega al mundial (si lo cuidamos llega, acuérdense), hay que buscarle reemplazante. Diego Milito está quedándose afuera, y Denis concurre sólo por un presente afortunado.


3 comentarios:

TheGunner dijo...

yo soy muy clasico y creo que este esquema necesita un 9 clasico, no veo porque no darle la oportunidad a Denis, lo esta haciendo bastante bien
y las eliminatorias pueden ser su prueba de fuego, ya que se puede consagrar en una competicion dodne Argentina sabe no va a ser eliminado

No, gracia a vo´ dijo...

Bolivia es un rival ideal para probar nuevas variantes! A mi también me gusta tener un 9 de área!

Saludos compañero!

dk dijo...

creo q ademas de gustos, es NECESARIO el 9 de área. argentina necesita altura en la delantera.
los mas laureados son crespo (veterano) y milito (no muy joven, bajo nivel en la seleccion). los postulantes(?) denis, lisandro lópez, y hay q ver pasa con el pipita higuaín